Imagen: Gerd Altmann. Fuente: PIXABAY

El pasado 28 de julio la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) publicó la versión actualizada de Guía sobre el uso de las cookies, con la intención de adaptarla a las mencionadas directrices 05/2020 del CEPD (Comité Europeo de Protección de Datos.

Las citadas directrices lo que vienen a decirnos es lo siguiente:

  • Que los proveedores de servicios (google, el titular de la web…), no puedan impedir que los interesados accedan a un servicio sobre la base de la que no dan su consentimiento.
  • Dejan claro que no están permitidas las cookies walls.

Supongo que os preguntaréis qué son las “cookies walls”, efectivamente yo también, es un nuevo concepto que han sacado, y básicamente significa, que para que el consentimiento se dé libremente por parte del cliente, no se debe permitir el acceso a los servicios y funcionalidades condicionada al consentimiento del usuario para el almacenamiento de información, o la obtención de acceso a la información ya almacenados, en el equipo terminal de un usuario.

En resumen, y para que nos entendamos, es imprescindible que el cliente dé su permiso para que las cookies que hay en la web, por la que navega, y que recogen sus datos personales, se utilicen para el fin que se ha dicho en la propia página.

Es por ello, que es imprescindible que el sector del e-commerce (comercio on-line) necesita tomar consciencia de que el desarrollo digital pasa por garantizar la confianza de los usuarios tanto en la red como en las aplicaciones, y que la utilización de las cookies se realice respetando la privacidad de los usuarios.