Fuente: PIXABAY

Con el Reglamento Europeo (RGPD) y la nueva, o no tan nueva, Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPD-GDD), la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), ha publicado hace unos meses una guía, que nos ilustra qué tipo de cookies existen, y cuáles son las que coexisten en tu págia web con los datos personales que estás captando de tus usuarios y clientes. A ello hay que añadir, los llamados plug-in que no son más que pequeños programas informáticos que amplían las funciones del propio programa que se está ejecutando en la página web. Entonces os preguntaréis ¿Qué diferencia hay entre un plug-in y una cookie? Pues muy sencillo, la cookie es un pequeño archivo informátivo alojado en la página que estás navegando para conectarse a tu servidor. Hay cookies que son necesarias, pues de otro modo no podrías navegar, y otras que son accesorias y que por ello se pide tu consentimiento, como las publicitarias.

Por otro lado, existen los llamados banners publicitarios que se insertan en la web que estás visitando, y que en el momento que haces “clic”, puede que ese banner active la recogida de datos personales. Es por ello, que se debe estar informado de que tipo de cookies aceptamos, que tipos de plug-in hay y si se está realizando transmisión de datos personales, o no, tanto del plug-in, como de los banners publicitarios.