Fuente de la fotografía: https://pixabay.com

 ¿Podemos utilizar las comunicaciones de la empresa para uso personal en horario laboral?

La reciente Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), ha generado polémica, porque un trabajador fue despedido a raíz de la vigilancia, por parte de la empresa, de los sistemas de información por la sospecha que tenían de la utilización de los mismos para usos personales. En la propia sentencia se dice, que se pasó un comunicado general en la compañía, a todo el personal, que se había procedido al despido disciplinario de una trabajadora, por el uso personal de los sistemas de información.

Se critica por cierta parte de la doctrina, que la empresa no preavisó al trabajador que se le iban a realizar las escuchas de las telecomunicaciones, y por ello, se ha quebrantado la intimidad personal del mismo. Pero, desde aquí nos preguntamos ¿Es que si media previo aviso de la empresa nuestra acitud como trabajadores va a cambiar? ¿Es que debemos tener un comportamiento diferente a sabiendas que nos están escuchando, o monitorizando, que si no lo están haciendo? Y por otro lado, hemos de ser conscientes que estamos utilizando unas herramientas para una finalidad muy clara: Realizar una tarea para un tercero, que nos está pagando por ello. Eso no obsta, que en ciertos momentos, evidentemente, podamos utilizar estas herramientas para fines personales, porque también somos personas, pero ni mucho menos, emplearlas  la mayor parte del tiempo laboral para tareas personales. Entendemos que esto sí que es motivo de sanción, por haber transgredido la buena fe contractual.

Innovación Digital Legal